¿Y como estuvo el E-commerce en Colombia en este 2018?

Una revisión sobre cómo estuvo el E-commerce en nuestro país durante este 2018, aspectos destacados, tendencias y elementos a tener en cuenta.

Cada 4 años cuando se cruzan las elecciones en Colombia con el Mundial de Fútbol, el desempeño económico y comercial se afectan convirtiendo el año en uno atípico y de mucha incertidumbre. Después de un 2017 difícil en muchos sentidos, este año se veía o por lo menos se esperaba como uno de leve recuperación económica. Finalmente terminó siendo uno también muy difícil, con muchos ajustes, el cambio de gobierno no trajo ese impulso que se esperaba, el dólar subió, los cliente son cada vez más demandantes e informados, y un panorama internacional preocupante. Es decir, otro año de lucha, de supervivencia y cambios, aspecto que no es indiferente para el E-commerce.

El año pasado, en este mismo escenario escribía sobre el 2017, y de cómo el E-commerce estaba siendo invadido por el síndrome del megadescuento como modelo principal de negocio para impulsar las ventas. En verdad es que el mercado se ha saturado aún más de tantas ofertas permanentes, y de tantos cyber eventos, todos con la misma estrategia para impulsar las ventas. Matizando el comentario, no es el caso en el 100% de los casos, pero sí el dominante.

Ver: Y como estuvo el E-commerce en Colombia en este 2017?

Con la caída en las ventas de Linio del 47% entre el 2015 y 2017, a pesar de las fuertes inversiones en marketing y producto, es visible que este modelo no es sostenible. De hecho hace 2 años escribimos al respecto, compartiendo una opinión crítica y constructiva, haciendo una invitación para que no saturemos las tiendas en línea con tantas super mega ofertas, y exploremos mejoras que puedan crear innovaciones interesantes en nuestro país. Les quiero compartir el siguiente párrafo de aquel blog de hace 2 años:

“Mi opinión personal, respetando las opiniones que defienden esta cascada permanente de eventos con “gangazos”, y el impulso de las ventas por bonos y descuentos, es que el camino más recomendable sigue siendo la innovación, la exploración de mejoras que permitan conquistar a los clientes más allá del ofertazo. Solo así, podremos tener clientes leales, que regresen motivados más allá del bono de compra, y que incluso se motiven a impulsar nuestras tiendas en línea a nuevos horizontes en producto y experiencia. “

Ver: Y como estuvo el E-commerce en Colombia en este 2016? Parte I

Ver: Y como estuvo el E-commerce en Colombia en este 2016? Parte II

En mi punto de vista, la mejor y casi única forma de tener un E-commerce sostenible, es gestionar las ofertas de forma saludable, construir una operación eficiente, cumplida y rentable, ofrecer un servicio al cliente que enamore, y explorar permanentemente mejoras que le den la bienvenida a la innovación. Cuando nos enfocamos más en inundar nuestra tienda de productos, y ofrecer descuentos sobre descuentos, va a ser muy difícil construir una comunidad de clientes enamorados que regresen a comprar sin estar impulsados por el bono o descuento adicional de compra. Los e-commerce que son exitosos en el mundo, construyen recurrencia sin basarse en incentivos más allá de una experiencia de compra satisfactoria.

Es cierto que el Comercio Electrónico es un modelo de negocio price-oriented. Pero eso no significa que tengamos que irnos al extremo, y creer que si no ofrecemos estas avalanchas de cyber eventos y descuentos sobre descuentos, nuestros clientes no nos van a comprar.

“Los e-commerce que son exitosos en el mundo, construyen recurrencia sin basarse en incentivos más allá de una experiencia de compra satisfactoria”

Otro elemento a tener en cuenta en este 2018 es que Amazon llegó a Colombia, y próximamente estará al aire. Una variable que está cambiando todo el landscape del negocio en el país, y que nos exige aún más transformar nuestros negocios. Si nos preguntamos si “estamos preparados”, seguramente la respuesta será que no, pero debemos hacerlo, debemos diagnosticar, plantear soluciones, y desarrollarlas usando la tecnología como recurso facilitador. Algunas marcas locales han estado tomando decisiones en esa línea, para prepararse y competir con el Monstruo del E-commerce mundial.

Falabella (en mi punto de vista, la mejor tienda de Colombia) compró sorpresivamente a Linio, Mercadolibre ha hecho importantes inversiones en mejorar la experiencia de compra de sus clientes con su ecosistema de soluciones (Mercadopago, Mercadoenvios, y Mercadoshops, siendo está última la menos exitosa), una nueva categorización de productos y con la vinculación de marcas importantes a través de su modelo de Tiendas Oficiales.

Éxito lanzó no hace mucho su servicio Prime, aunque aún sin el atractivo para ser masivo. Jumbo se ha enfocado en precios bajos, Pepeganga en un modelo de productos exclusivos, Groupon está más de salida y al ser adquirida por Mountain Nazca, va a tener una significativa transformación.

La Facturación electrónica es una variable que también merece ser mencionada. Todas las compañías deberán implementarla en este 2019, y la mayoría aún están pérdidas en el proceso. Pero para quienes venden o quieren vender por internet, el problema operacional y tecnológico crece porque deben tener un ecosistema de información integrado y eficiente para que este cambio no se convierta en un desangre financiero. Tener sistemas en la Nube (Gestión, Contabilidad, Facturación, Inventario, Documentación, Comunicación y Medición entre otros) es el mejor camino para construir este ecosistema, que además se puede escalar al tamaño que necesitemos.

Por último, estamos viendo la irrupción de nuevas marcas colombianas desarrolladas por emprendedores jóvenes que están refrescando el mercado, y que están mirando al E-commerce como un canal fundamental en su estrategia de crecimiento. Marcas que algunas de ellas participan en Ferias como Buro, están innovando y presentando experiencias interesantes en categorías como Belleza, Arte, Accesorios, Moda, Mascotas, Joyas y Restaurantes. Un aspecto que entusiasma porque además de presentar productos interesantes a través de nuevas experiencias, y no basar sus modelos de negocio en el descuentazo y el ofertazo, demuestran que si pensamos en el cliente y exploramos nuevas formas de hacer negocios, podemos encontrar espacios interesantes de crecimiento para nuestras marcas.

Entonces todo está por pasar, se vienen muchos cambios, y quién estará en el mercado en unos 5 años, es porque sabrá mover sus fichas, tomar decisiones inteligentes, valentía y principalmente porque buscará innovar.

Cual es tu opinión sobre el E-commerce en este 2018? Todos los comentarios son Bienvenidos.

Fuente: Portafolio

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*